Compostar en casa de manera sencilla, estética y evitando malos olores, es posible.

El compostaje es la manera que la naturaleza tiene de reciclar. Es un ciclo verde dónde las plantas nos dan recursos, y aquellos que no se pueden aprovechar o utilizar, regresan de nuevo a la naturaleza. Este ciclo ha estado sucediendo durante siglos y ahora tú puedes reproducirlo en la ciudad, dentro de tu piso, apartamento, loft... y gestionar así de manera más eficiente los residuos orgánicos que generas en tu cocina, que de otra forma, acabarán en el vertedero provocando problemas medioambientales derivados de su tratamiento y "almacenaje".

Para ayudarte en este propósico, ha sido creada la compostadora urbana Indoor Worm Farm. Usando este método de compostaje, las lombrices transforman los restos de comida de la cocina en un compost nutritivo y un fertilizante natural líquido llamado té de lombriz

El compostaje doméstico se ha convertido en un tema reconocido a nivel mundial. Compostar en casa es fácil, accesible y muy beneficioso. 

El proceso de este sistema de compostaje comienza con poner una base, llamada "ropa de cama", hecha con papel o cartón húmedo en la bandeja de la compostadora y colocar encima las lombrices. Los residuos orgánicos de tu cocina se suministran poco a poco, y en unas semanas las lombrices habrán transformado esos residuos biológicos en un compost orgánico de calidad. 

Para un compostaje exitoso, es necesario seguir algunas reglas básicas. La temperatura y la humedad se deben controlar con regularidad, y sólo se deben depositar los residuos adecuados para su compostaje además de dosificarlos en cantidades procesables por las lombrices. [Saber más...]

La lombriz roja californiana (Eisenia Foetida) es la especie más utilizada en este sistema debido a varios factores:

  • Son capaces de procesar una gran cantidad de residuos orgánicos en poco tiempo, de tal manera que el proceso de compostaje se acelera.
  • Toleran amplios rangos de temperatura (5°-25°) y humedad (55%-80%).
  • Tienen una alta tasa reproductora, con lo que en poco tiempo se multiplicará su número y así la cantidad de residuos orgánicos que son capaces de procesar.
  • Comen al día el equivalente de su peso en materia orgánica (1gr) y devuelven el 60% de este en forma de vermicompost.

El compost contiene potentes enzimas y hormonas naturales de crecimiento. Puedes agregarlo directamente a tus plantas. Además si mezclas este compost con tierra, puedes utilizar esta mezcla como tierra común para tus macetas. También es perfecto para impulsar la germinación de semillas.

El otro producto derivado del compostaje con lombrices es el llamado "té de lombriz", un fertilizante líquido excepcional para plantas de interior, plantas de jardín, huertos urbanos...contiene una gran cantidad de nutrientes ricos en enzimas que ayudan a tus plantas a crecer y prevenirlas de las plagas.